jueves, 11 de junio de 2015

Salida del sol a 3.718 metros de altitud: secuencia.


Hola a todos,

El pasado fin de semana un grupito de amigos decidimos subir al Pico del Teide para ver amanecer desde su cumbre, a 3.718 metros de altitud. Tuvimos que superar un desnivel de alrededor de 1.600 metros en dos etapas: en la primera, el día anterior, subimos desde Montaña Blanca hasta el Refugio de Altavista (ubicado a 3.260 metros en las paredes del Teide) y en la segunda, tras un buen madrugón, ascendimos desde el Refugio hasta la cima. Había que estar arriba antes de las 7:00 hora local, ya que estaba previsto que sol apareciera a partir de las 7:05. Y había que "coger" un buen sitio, porque en la cima no hay mucho espacio y no son pocos los que se enfrascan en la aventura.

El madrugón, el esfuerzo y el frío (la temperatura en la cima rondaría los 2ºC con vientos fuertes del oeste) merecieron la pena. Es una experiencia muy recomendable para todo aquel que visite Tenerife y esté en buena forma física... aunque se puede hacer "trampa", subiendo en teleférico el día anterior y pernoctando en el Refugio. De todas maneras, el desnivel entre el refugio y el pico hay que superarlo de madrugada sí o sí.

Aquí os dejo una secuencia de este fantástico amanecer desde el punto más alto de España. Hubo suerte, porque el cielo presentaba muy pocas nubes y una capa de calima situada por debajo de nosotros contribuyó a incrementar la belleza del espectáculo:

7:01: Asoma la parte superior del sol.

7:02. Aproximadamente 1/3 del disco solar hace acto de presencia. 

7:02. Tan solo unos segundos después de la anterior fotografía, el astro rey adquiere esta peculiar forma, debida a las diferentes propiedades ópticas de las capas que componen la atmósfera.

7:03 La mitad del sol ya ha aparecido y el semicírculo que forma se ve claramente deformado a causa de las mecionadas propiedades ópticas de la atmósfera (diferentes índices de refracción, sobre todo).

7:03 Pocos segundos después ya está fuera prácticamente todo el disco solar.

7:04 A un compañero de ascensión el disco solar en este instante le recordaba una señal de dirección prohibida.


7:05 En estas dos fotos observamos cómo el sol se va acercando al límite de la capa de calima y, al encontrar una atmósfera más limpia, brilla con más fuerza en su parte superior. El reflejo que aparece en la foto inferior justo por debajo del sol es un efecto de la lente de la cámara.

7:05 Más de la mitad del disco solar ha superado la capa de calima. De nuevo aparece un reflejo, esta vez por encima del sol y un poquito a su izquierda, que es un efecto de la lente.
7:08 Ya prácticamente todo el sol está fuera de la capa de calima, aunque hay algo de polvo en suspensión también por encima de esa capa más densa.
Cuando la intensidad de la luz del sol fue lo suficientemente fuerte, el Teide comenzó a proyectar su sombra, un triángulo casi perfecto, hacia el oeste:


Aquí se aprecia mejor la calima (con las "plumas" de polvo en suspensión por encima de la parte más densa de la capa) que contribuyó a engrandecer el espectáculo de esta salida de sol. Se situaba por debajo de nuestro nivel (yo calculo que alcanzaría unos 2.800 o 3.000 metros) y se ve perfectamente el color pardo que le conferían las diminutas partículas de polvo que la componían:


Esto es todo. Reitero que esta es una experiencia dura (se requiere una buena forma física, se suele dormir mal en el refugio por la altitud y se pasa sueño y frío) pero muy gratificante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar tus comentarios sin tener que estar dado de alta en ningún blog u otra plataforma. Para ello, elige en el menú desplegable "Comentar como" la opción "Nombre/URL" (recomendable) o "Anónimo".